sábado, 23 de mayo de 2015

Magdalenas de canela y nuez moscada

El libro donde encontré esta receta pone que es adecuada para vegetarianos, embarazadas, niños mayores de cinco años e ideal para personas a dieta. Lo único que os puedo decir es que están buenísimas recien horneadas y calientes. Imposible resistirse...

Ingredientes:
                        140 gr de salvado rico en fibra
                        250 ml de leche desnatada
                        250 gr de harina de trigo integral
                        1 cucharada de levadura
                        1/2 cucharadita de nuez moscada recien rallada
                        1 cucharadita de canela molida
                        125 gr de azúcar moreno
                        100 gr de pasas
                        2 huevos
                        6 cucharadas de aceite de girasol

Preparación:
                        Precalentamos el horno a 200ºC.
                        Preparamos los moldes de papel para las magdalenas, recordad que los moldes de papel siempre deben ir dentro de moldes individuales de silicona o de otro tipo, si no, no nos aguantarían con la masa y se nos desparramaría todo.
                        En un bol ponemos la leche y el salvado y dejamos que se empape durante 5 minutos para que esté tierno.
                        Mientras tanto en otro bol ponemos la harina, la levadura, la nuez moscada y la canela. Incorporamos el azúcar y las pasas, mezclándolo todo.
                        Batimos los huevos, le agregamos el aceite y lo volvemos a batir todo.
                       Hacemos un orificio en el centro de los ingredientes secos y vertemos los ingredientes líquidos batidos y el salvado.
                       Batimos despacio para que todo se mezcle, sin batirlo demasiado.
                      Ponemos la masa en los moldes de las magdalenas preparados y horneamos unos 20 minutos, hasta que las magdalenas hayan subido, estén doradas y firmes al tacto.
                      Las dejamos 5 minutos en el molde para que se enfríen un poco y las podemos servir calientes o dejarlas enfriar.

                            ¡ Seguro que no podréis comer sólo una!

                                   

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.