viernes, 21 de abril de 2017

Carne guisada con patatas y guisantes

Este es un plato de los que debe hacerse sin prisa y que ganan mucho de un día para otro. Por eso siempre suelo recurrir a él cuando sé que al día siguiente no voy a tener mucho tiempo para hacer la comida. Me encantan este tipo de guisos cocinados a fuego lento. La receta es de mi madre y este guiso el que nos ha hecho siempre en casa. Recuerdo que lo que más nos gustaba era "limpiar" la salsa del plato con un buen trozo de pan, costumbre que aún no hemos perdido...


Ingredientes:

700 gr de carne de ternera troceada (falda, costilla, etc)
400 gr de guisantes congelados
1 pastilla de caldo de carne
aceite de oliva virgen extra
tomate frito
4 patatas
2 zanahorias
perejil
pimienta negra molida
orégano
tomillo
1 cebolla
1 ajo

Preparación:

Salpimentamos la carne y cubrimos el fondo de la cazuela donde la vamos a cocinar con aceite de oliva. Cuando el aceite esté caliente agregamos el ajo y así que se empiece a dorar añadimos la carne y la rehogamos unos minutos removiéndola para que se haga bien por todos los lados. Una vez dorada la sacamos de la cazuela y reservamos.

En el mismo aceite ponemos la cebolla, zanahorias y perejil picados y dejamos que se rehoguen un poco. A continuación le añadimos 3 o 4 cucharadas de tomate frito (si no tenemos podemos añadirle pimentón). Agregamos la carne junto con un poco de orégano y tomillo. Removemos todo bien.

Cubrimos la carne con agua y la cocemos a fuego medio-bajo durante 1 hora y 30 minutos o hasta que comprobemos que la carne está tierna. Miraremos de vez en cuando por si fuese necesario añadirle más agua. A media cocción le espolvoreamos por encima la pastilla de caldo concentrado.

Cuando la carne esté tierna le agregamos las patatas peladas y troceadas y cuando empiecen a hervir le añadimos los guisantes, dejando cocer todo el guiso unos 20 minutos más.

Es muy importante que este plato repose al menos 1 hora antes de degustarlo y como he dicho antes, si lo hacemos de un día para otro ganará muchísimo en sabor. 



sábado, 15 de abril de 2017

Bizcocho portugués (Pâo de ló)


Hoy nos acercamos a la gastronomía portuguesa con un dulce superfácil y que sólo lleva tres ingredientes: huevos, azúcar y harina. Muy parecido en aspecto a nuestro bizcocho tradicional y de delicioso sabor.



Ingredientes:

300 gr de azúcar
180 gr de harina
6 huevos
6 yemas
azúcar glas

Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Batimos bien los huevos con las yemas añadiendo el azúcar poco a poco hasta obtener una crema voluminosa y blanquecina.

Tamizamos la harina y la agregamos suavemente hasta obtener una mezcla homogénea.

Vertemos la masa en el molde y horneamos unos 20 minutos. Retiramos del horno y lo dejamos enfriar.

Desmoldamos y servimos espolvoreado con azúcar glas.

lunes, 10 de abril de 2017

Mona de Pascua

Os presento mi primera Mona de Pascua, tengo que confesar que siempre he sido de rosca o roscón, muy tradicional en Galicia, pero este año me he decidido a hacer este postre muy típico en muchas regiones de España y la verdad que nos ha encantado.




Ingredientes:

200 gr de azúcar glas
4 huevos
sal
110 gr de nata
200 gr de harina
5 gr de levadura
70 gr de mantequilla
150 gr de mermelada de melocotón
peladillas de colores
guindas
naranja confitada
almendras fileteadas
1 huevo de chocolate
4 yemas
150 gr de azúcar
20 gr de maicena



Preparación:

En un bol batimos los huevos con una pizca de sal, el azúcar y la nata. Añadimos la harina tamizada con la levadura y la  incorporamos suavemente hasta obtener una masa homogénea. Fundimos la mantequilla y la incorporamos.

Vertemos esta preparación en un molde redondo de unos 20 cm engrasado con mantequilla. Horneamos en el horno precalentado a 150ºC durante unos 45 minutos.

Para hacer la yema cocemos 50 ml de agua con el azúcar durante 2 minutos y retiramos. Aparte batimos las yemas con la maicena y luego incorporamos el almíbar  poco a poco.

Ponemos al fuego y dejamos cocer hasta que empiece a hervir, sin dejar de remover. Extendemos la mezcla en una bandeja y dejamos enfriar.

Desmoldamos el bizcocho y lo partimos a la mitad en dos discos iguales. Untamos la superficie de uno de los discos con la mermelada y ponemos el otro encima. Luego cubrimos toda la superficie y laterales del bizcocho con la yema.

Pegamos alrededor las almendras laminadas y lo decoramos con un huevo o figurita de chocolate, las peladillas de colores,  las guindas y la naranja confitada.

Si no queréis cubrir la tarta con yema, otra opción más fácil y rápida es untar toda su superficie con la mermelada de melocotón y decorar.


lunes, 3 de abril de 2017

Bizcocho de zanahoria y nueces

Creo que ya lo he dicho miles de veces ¡me encantan los bizcochos! y en casa nos parecen ideales para el desayuno porque así salimos de la rutina de tomar siempre lo mismo y vamos variando. Hace tiempo que tengo esta receta y ya era hora de que le tocara su turno, pues tenía ganas de probar este bizcocho  y la verdad no se le nota nada el sabor a zanahoria. ¡Buenísimo!

Ingredientes:

150 gr de zanahoria
100 gr de nueces
2 huevos
160 gr de harina de repostería
1 cucharadita de levadura química
150 gr de azúcar moreno
150 ml de aceite de oliva
1 cucharada de miel
1 cucharadita de canela molida
sal
azúcar glas


Preparación:

Precalentamos el horno a 180ºC y ponemos los huevos en un bol junto con el azúcar. Batimos bien y le añadimos la miel y la canela molida. Sin dejar de batir le vamos añadiendo poco a poco el aceite de oliva.

Pelamos y rallamos las zanahorias y las añadimos a la mezcla anterior junto con la harina, la levadura y una pizca de sal. Mezclamos todo muy bien y por último le añadimos las nueces.

Engrasamos un molde rectangular con un poco de aceite y vertemos en él la masa preparada. Horneamos a 180ºC, unos 40 minutos aproximadamente, hasta que el bizcocho esté listo.

Dejar templar un poco y luego desmoldar y esperar a que se enfríe. Espolvorear su superficie con azúcar glas.



lunes, 27 de marzo de 2017

Potaje de garbanzos

Los garbanzos siempre han sido mi legumbre favorita, me chiflan. La receta que hoy os propongo es un potaje típico de Cuaresma donde van acompañados de acelgas, alga kombu y huevo cocido. Una receta muy sana y deliciosa.
Siempre que cocino legumbres les suelo añadir media lámina de alga kombu cortada en trocitos pequeños. Esta alga ayuda a digerir y asimilar las proteínas vegetales y reduce el tiempo de cocción de las legumbres. Además es un alimento que mejora la flora intestinal, antioxidante y rico en calcio.


Ingredientes:

300 gr de garbanzos
1 manojo de acelgas
2 cebollas
2 dientes de ajo
1 hueso de jamón
1 hoja de laurel
1 cucharadita de pimentón
1 trocito de alga kombu
2 huevos
aceite de oliva
sal

Preparación:

Dejamos los garbanzos de remojo la víspera en agua. Ponemos al fuego una olla con agua y le añadimos una cebolla, los ajos pelados, el hueso y la hoja de laurel (ambos lavados).

Llevamos a ebullición, sazonamos e incorporamos los garbanzos escurridos y un trozo de alga kombu cortado en trocitos. Tapamos y cocemos durante 2 horas, hasta que los garbanzos estén tiernos.

Limpiamos las acelgas, las lavamos y picamos. Cocemos los huevos en agua salada 10 minutos. Pelamos la cebolla que nos queda, la picamos y rehogamos en una sartén con 3 cucharadas de aceite unos 5 minutos, hasta que esté transparente.

Agregamos el pimentón, removemos e incorporamos este sofrito a la olla. Añadimos también las acelgas y cocemos 20 minutos.

Rectificamos el punto de sal, si es necesario y retiramos del fuego. Dejamos reposar un buen rato.

Calentamos de nuevo el potaje y lo servimos acompañado de los huevos pelados y cortados en cuartos.

miércoles, 22 de marzo de 2017

Galletas de canela (Snickerdoodles)

Os presento las galletas que en estos momentos están haciendo furor en mi casa. No se sabe el origen de su nombre, Snickerdoodles, pero parece ser que es una receta muy antigua. Lo que me encantó es que son muy fáciles de hacer y su sabor es espectacular. Se conservan muy bien en la típica caja para galletas, aunque en mi casa una vez hechas no duran más de un par de días.


Ingredientes:

60 gr de mantequilla
150 gr de azúcar molido
1/4 de cucharadita de esencia de vainilla
1 huevo grande
240 gr de harina
3/4 de cucharadita de crémor tártaro
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
azúcar molido
canela

Preparación:

Batimos la mantequilla, el azúcar y la esencia de vainilla. Le añadimos el huevo y mezclamos bien.

Tamizamos la harina junto con el bicarbonato, el crémor tártaro y 1/2 cucharadita de canela molida y lo agregamos a la masa en tres veces. Mezclamos bien en el bol y terminamos amasando con las manos  encima de la mesa hasta que la masa no se nos pegue en los dedos. Formamos una bola y la ponemos en un cuenco, lo cubrimos con papel film y lo dejamos reposar en el frigorífico 30 minutos.

Precalentamos el horno a 170ºC y forramos sus 2 bandejas  con papel de hornear. Mezclamos 2 cucharadas de azúcar glas con 2 cucharadas de canela molida en un bol. Cortamos la masa en trozos del tamaño de una nuez, formamos bolitas con las manos y las pasamos por la mezcla cubriéndolas bien.
Las colocamos en la bandeja bien separadas para que no se peguen y las horneamos 12-14 minutos.

Las dejamos enfriar en una rejilla y ya podemos disfrutar de su delicioso sabor   (eso si podemos resistirnos y esperar a que se enfríen).




miércoles, 15 de marzo de 2017

Salmón con almejas y gambas

El salmón es uno de mis pescados favoritos y en casa lo solemos comer una vez a la semana, ya que es un alimento muy nutritivo rico en vitamina B3, B6 y D. Un pescado en definitiva ligero, saludable y delicioso.


Ingredientes:

4 lomos de salmón
500 gr de almejas
24 gambas
1 cebolla
2 dientes de ajo
50 ml devino blanco
4 cucharadas de tomate frito casero
1 ramita de perejil
aceite de oliva
pimienta
sal

Preparación:

Dejamos las almejas en remojo con agua salada 1 hora. Pelamos las gambas dejando el extremo de la cola. Limpiamos el salmón, lo lavamos y secamos con papel de cocina.

Pelamos la cebolla y los ajos y los picamos menudos. Pochamos la cebolla durante 10 minutos en una cazuela con 3 cucharadas de aceite, añadimos los ajos, las gambas y el salmón, salpimentamos y rehogamos 5 minutos.

Vertemos el vino, subimos la intensidad de la llama y cocemos unos instantes. Agregamos el tomate y proseguimos la cocción 5 minutos más.

Lavamos el perejil y lo picamos fino. Enjuagamos las almejas, las escurrimos y cocemos tapadas en una sartén con una cucharada de aceite y 2 de agua, hasta que se hayan abierto (eliminaremos las que permanezcan cerradas).

Espolvorearlas con el perejil y añadirlas a la cazuela, con sus jugos junto con el salmón y las gambas. Proseguir la cocción durante 3 minutos y retirar del fuego.

Servir enseguida bien caliente.