jueves, 13 de febrero de 2020

Tarta Ferrero Rocher

Esta deliciosa tarta hecha de turrón y con bombones Ferrero Rocher, me parece la ideal para celebrar este San Valentín. 

La Tarta Ferrero Rocher también es  la idónea para celebrar un cumpleaños o cualquier comida en Navidad. Pero como en esta época aún podemos encontrar estos conocidos bombones y no es nada difícil ver en los supermercados turrón, estoy convencida de que es un gran acierto celebrar con ella el día de los enamorados. ¡Os encantará!
Fuente: La cocina de Frabisa

Ingredientes

Base:

130 gr de galletas María
50 gr de turrón Suchard (picado)
70 gr de mantequilla (punto pomada)

Tarta:

250 gr de turrón blando de Jijona
500 ml de nata (35% materia grasa)
500 ml de leche entera
150 gr de azúcar
3 sobres de cuajada

Decoración:

100 gr de chocolate negro (70% cacao)
80 gr de nata (35% materia grasa)
1 cucharadita de miel
30 gr de turrón Suchard picadito
10 bombones Ferrero Rocher


Preparación:

Empezamos cubriendo la base de un molde desmoldable de unos 24 cm de diámetro con papel vegetal. Seguidamente ponemos el aro y tratamos de que el papel nos quede bien tenso. Colocamos una cinta de acetato alrededor del molde por su parte interior, para que los laterales de nuestra tarta nos queden perfectos.

Trituramos en una picadora las galletas y el turrón Suchard hasta que nos quede todo bien molido, añadimos la mantequilla en pomada y mezclamos bien. Extendemos la mezcla en el molde y presionamos con una cuchara para que nos quede bien compacta. Guardamos en la nevera mientras continuamos con las otras elaboraciones.

Vertemos en un cazo la nata y toda la leche (menos medio vaso) con el azúcar y el turrón blando  de Jijona picado. Llevamos a ebullición y revolvemos con las varillas de vez en cuando, para que todo nos quede bien integrado. Retiramos el cazo del fuego.

Disolvemos la cuajada en el medio vaso de leche que habíamos reservado y la añadimos al cazo, mezclamos con las varillas y volvemos a poner al fuego, revolviendo hasta que empiece a hervir. Apagamos.

Recuperamos el molde de la nevera y vertemos la mezcla  con cuidado ayudándonos de la parte trasera de una cuchara. Dejamos que se cuaje en la nevera durante de unas 2 horas o mejor hasta el día siguiente.

Desmoldamos la tarta, retiramos el acetato con cuidado y la pasamos a una fuente.

Ponemos en un cazo los 80 gr de nata al fuego con la miel y llevamos a ebullición. Apagamos el fuego y agregamos los 100 gr de chocolate picaditos y mezclamos hasta obtener una crema homogénea.

Vertemos el chocolate en un biberón de cocina con la boquilla un poco ancha. Vamos poniendo el chocolate en la superficie de la tarta, pero sólo por los bordes, nos aproximamos al borde y ponemos un poquito más de chocolate en algunos puntos para que  se desborde y nos queden unos chorretones bonitos.

Espolvoreamos los 30 gr de Suchard picadito por encima del chocolate y de la tarta. Finalmente colocamos los Ferrero Rocher y refrigeramos hasta el momento de servir.







4 comentarios:

  1. De DIEZ!!. De sabor tiene que estar espectacular!!. Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, les ha encantado a todos y más de uno repitió. Besos!

      Eliminar
  2. Hola!! Se ve deliciosa la tarta, muy de "ocasiones especiales" jeje, muchas gracias por la receta, besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la hice para una ocasión muy especial y les encantó a todos. Y lo mejor es que no es nada difícil. Besos!

      Eliminar

Gracias por participar en esta página.