martes, 29 de septiembre de 2015

Churrasco


El churrasco es un plato muy típico de Galicia, normalmente se suele hacer en la barbacoa, pero la receta que os propongo hoy es al horno. Siempre lo había comido en barbacoa, pero cuando probé esta receta me encantó por lo rica que está... la carne queda jugosa, tierna y si lo acompañamos de unas patatas fritas, un chorizo ( asado en el horno, junto con el churrasco ), unas tiras de pimiento rojo asado y salsa chimichurri, se convierte en un platazo irresistible.

Ingredientes:
                       De 1 kg y medio a 2 kg de costilla de cerdo
                       1 chorizo
                       2 ajos picados
                       1 cucharadita de pimentón dulce
                       1/2 cucharadita de pimentón picante
                       1 cucharada rasa de orégano
                       1 cucharadita de romero
                       1 cucharada de perejil picado
                       1 cucharadita de albahaca
                       1 cucharadita de tomillo
                       1/2 vaso de vino blanco
                       1/2 vaso de aceite de oliva
                       sal

Preparación:
                      La noche anterior ponemos en un bol los ajos picados, la cucharadita de pimentón dulce, media cucharadita de pimentón picante ( si os gusta el picante, podéis añadirle una), junto con el orégano, la albahaca, el perejil, el tomillo, la sal, el vino y el aceite y lo mezclamos todo bien. Adobamos las tiras de costilla con esta salsa y lo dejamos toda la noche en la nevera en una fuente cubierta con papel de aluminio.
                      Al día siguiente engrasamos la bandeja del horno con un chorrito de aceite y colocamos la costilla.
                      Horneamos a 200ºC (en el horno precalentado) con la parte más carnosa de la costilla hacia arriba 30 minutos.
                      Después le damos la vuelta a la costilla y en este momento es cuando le añado el chorizo, la horneamos 20 minutos 180ºC, pasado este tiempo le volvemos a dar la vuelta  y horneamos unos 30 minutos más (aproximadamente), dependiendo de si nos gusta más o menos hecha. 
                     En el momento de servirla la cortamos en tiras y la acompañamos de salsa chimichurri.
                   
                  
                   

viernes, 25 de septiembre de 2015

Cupcakes con crema de queso


Segunda receta en el blog de cupcakes. Esta vez, en lugar de buttercream tendrán una deliciosa crema de queso como cobertura.
Buenísimos tanto para el desayuno, postre o merienda.

Ingredientes:
                       180 gr de azúcar
                       125 gr de mantequilla
                       220 gr de harina
                       2 huevos
                       10 gr de levadura en polvo
                       125 ml de leche
                       1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
Cobertura :
                       125 gr de queso para untar
                       60 gr de mantequilla
                       300 gr de azúcar glas
                       colorante rosa

Preparación:
                      Batimos la mantequilla, que tiene que estar blanda, con el azúcar hasta que esté cremosa. Agregamos los huevos uno a uno, sin dejar de batir. Seguidamente incorporamos la harina tamizada con la levadura, la leche y la esencia de vainilla. Mezclamos todo bien hasta conseguir una masa homogénea.
                      Precalentamos el horno a 180ºC y mientras colocamos las cápsulas en un molde para magdalenas, vamos repartiendo la masa en ellas llenando sólo 2/3 de su altura.
                      Horneamos de 20 a 25 minutos, retiramos del horno y después de 10 minutos sacamos del molde. Dejamos que se terminen de enfriar en la rejilla.
                    
                     Mientras se enfrían, preparamos la cobertura. Batimos la mantequilla (blanda), el azúcar y el queso con las varillas eléctricas, hasta que la preparación esté cremosa y homogénea. Teñimos con el colorante rosa.
                     Ya sólo nos queda introducir la crema de queso en la manga pastelera de boquilla estriada y decorar nuestros cupcakes en forma de rosetones o como más nos guste. Servimos.

                                           ¡ A disfrutarlos !

lunes, 21 de septiembre de 2015

Galletas integrales

Ideales para recargar la energía necesaria en un momento y a cualquier hora del día. Sanas, nutritivas y energéticas, además de ricas.

Ingredientes:
                       50 gr de nueces
                       200 gr de harina de trigo integral
                       125 gr de mantequilla
                       125 gr de azúcar moreno
                       1 cucharadita de canela
                       3 cucharadas de leche de soja

Preparación:
                       Reservamos algunas nueces enteras para decorar y picamos el resto. En un cuenco mezclamos la mantequilla ablandada a temperatura ambiente con el azúcar, la canela, la leche ( podéis utilizar leche de vaca, si no tenéis de soja) y las nueces.
                       Después vamos añadiéndole la harina poco a poco, hasta que esté bien integrada.
                       Dejamos reposar la masa en la nevera, envuelta en film transparente, durante media hora.
                       Precalentamos el horno a 180ºC. Formamos con las manos (untadas ligeramente en aceite) las galletas y las colocamos en dos placas de horno forradas con papel de hornear.
                       Colocamos media nuez sobre cada galleta y las horneamos a 180ºC durante 25 minutos, hasta que empiecen a dorarse.
                       Las dejamos enfriar y servimos.

                                   ¡ Imposible comer sólo una...!

martes, 15 de septiembre de 2015

Bizcocho de leche condensada

Delicioso bizcocho ideal para el desayuno o la merienda. Tan sencillo que podemos animar a los más pequeños de la casa a participar en su elaboración.

Ingredientes:
                        400 gr de leche condensada
                        4 huevos
                        60 gr de mantequilla
                        1 cucharadita de levadura en polvo
                        130 gr de harina
                        1 limón
                        mermelada de frambuesa
                        20 gr de almendras fileteadas
                        20 gr de pistachos pelados
                        azúcar glas

Preparación:
                       Precalentamos el horno a 180ºC, colocamos las almendras en una fuente y las tostamos durante 10 minutos, removiéndolas.
                       En un bol, vertemos la leche condensada y la batimos con las varillas eléctricas. Añadimos los huevos uno a uno, sin dejar de batir, e incorporamos 50 gr de mantequilla fundida.
                       Lavamos el limón, lo secamos y rallamos la piel. Tamizamos 120 gr de harina con la levadura y la agregamos a la mezcla anterior, batiendo la masa a velocidad baja, añadimos la ralladura de limón y mezclamos unos segundos más.
                      Engrasamos un molde alargado con el resto de la mantequilla, lo enharinamos ligeramente y vertemos la masa.
                      Horneamos a 180ºC durante 40 minutos, comprobando con un palillo que está cocido. Retiramos del horno y dejamos templar. Desmoldamos y dejamos que se enfríe completamente sobre una rejilla.
                       En un cazo ponemos un par de cucharadas de mermelada ( no tiene que ser de frambuesa, podéis hacerlo con mermelada de melocotón, etc...) y la calentamos hasta que se vuelva más líquida. Pintamos con ella la superficie del bizcocho y decoramos con las almendras fileteadas, los pistachos picados y lo espolvoreamos todo con azúcar glas. 

                      ¡ Os encantará y a vuestros peques también !

viernes, 11 de septiembre de 2015

Bizcocho de la suerte

Si tuviera que elegir cuál es mi bizcocho preferido de todos los que he hecho y probado hasta el momento, sin duda, el ganador es éste. Deciros que tiene varios nombres: bizcocho del padre Pío, bizcocho de las Carmelitas descalzas de Sevilla, etc. Se tarda 10 días en hacerlo, 11 si no os han regalado la masa madre. Animaros a hacerlo, pues su elaboración es muy sencilla y veréis lo riquísimo que está, vale la pena esperar para comerlo.



Ingredientes para la masa madre:
                                                         1 vaso de harina
                                                         1 vaso de leche
                                                         1/2 vaso de azúcar
                                                         1/2 sobre de levadura

El vaso que uso para la medida es el típico de agua que tenemos en casa ( 200 ml aprox. )
Para hacer la masa madre unimos todos los ingredientes con una cuchara de madera en un bol de cristal, lo tapamos con un paño de cocina y no lo tocamos hasta el día siguiente, dejándolo en un lugar fresco y seco ( pero no en el frigo ).

DIA 1
           Añadimos a la masa madre un vaso de harina y otro de azúcar, sin tocarlo ni mezclarlo y lo volvemos a tapar hasta el día siguiente.

DIA 2
          Lo mezclamos con una cuchara de madera.

DIA 3 y 4
                No lo tocamos.

DIA 5
          Le añadimos un vaso de leche, otro de harina y otro de azúcar. No se mezcla.

DIA 6
         Lo mezclamos todo con la cuchara de madera.

DIA 7, 8 y 9
                     No lo tocamos.

DIA 10
            Retiramos 3 vasos de la mezcla y la tradición dice que se los tenemos que regalar a tres personas deseándoles salud y suerte. Si no, podemos congelarlos para usar en otra ocasión. A la mezcla restante le añadimos:

                  2 vasos de harina
                  1 vaso de aceite de girasol
                  1 vaso de azúcar
                  1 vaso de leche
                  1 vaso de nueces ( o de almendras )
                  1 sobre de levadura
                  2 huevos
                  1 manzana reineta troceada
                  una pizca de sal
                  canela
                  vainilla

Lo mezclamos todo, poco a poco, siempre con la cuchara de madera, y horneamos durante una hora, aproximadamente, a 170ºC. Comprobamos si está cocido con un palillo, si sale limpio está listo. 
Utilicé un molde de cristal  para su cocción de 22 x 30 cm.

                                                       
                              ¡ En casa nos chifla a todos !
        

domingo, 6 de septiembre de 2015

Quesada

Este postre os encantará porque es muy fácil, rápido (en 10 minutos  listo, después 35 más de horno) y está exquisito. Y si lo acompañáis de vuestra mermelada preferida su sabor será increíble.

Ingredientes:
                       100 gr de queso blanco para untar
                       1 yogur natural griego
                       110 gr de harina
                       2 huevos
                       150 gr de azúcar
                       500 ml de leche
                       60 gr de mantequilla
                       1 cucharadita de levadura
                       ralladura de 1/2 limón
                       mermelada de frambuesa

Preparación:
                      Cortamos 50 gr de mantequilla en dados y la dejamos a temperatura ambiente hasta que se ablande.
                      En el vaso de la batidora introducimos el queso, el azúcar, el yogur, la mantequilla blanda, la leche y los huevos. Batimos hasta obtener una masa homogénea y la ponemos en un bol donde le vamos añadiendo poco a poco 100 gr de harina tamizada con la levadura y la ralladura de limón.
                     Precalentamos el horno a 180ºC.
                     Engrasamos con la mantequilla sobrante el molde y lo enharinamos ligeramente.
                     Vertemos la masa en el molde y la horneamos durante 35 minutos. Comprobamos si está cocido pinchando un palillo en el centro: la quesada estará lista cuando el palillo nos salga limpio.
                     Retiramos del horno y dejamos enfriar en el mismo molde.
                     Colocamos la mermelada en un cazo con dos cucharadas de agua. La calentamos a fuego bajo, removiéndola hasta que se licue y después la colamos y dejamos enfriar.
                     Servimos la quesada cortada en porciones acompañada con la mermelada.

                                          ¡ Increíble sabor !

martes, 1 de septiembre de 2015

Almejas a la marinera

  
Aunque este plato se puede elaborar con cualquiera de las variedades de almejas existentes en el mercado, para esta ocasión, he escogido un bivalvo que se produce especialmente en mi tierra : Galicia. Es una variedad denominada "almeja babosa". Confesaros que a pesar de no ser baratas, las encontré muy bien de precio. El resultado... ya lo veis: buenísimas, no quedó ni la salsa.


Ingredientes 
para 4 personas:
                             1 kg de almejas ( babosa )
                             1 vaso de vino blanco
                             pan rallado
                            1 limón
                            1 cebolla grande
                            4 dientes de ajo
                            guindilla
                            perejil
                            aceite
                            sal

Preparación:
                          Lavamos las almejas en agua fría y las ponemos en una tartera a fuego vivo con un vaso de agua. A medida que se vayan abriendo, las vamos retirando con la espumadera y colocándolas en una cazuela. Colamos el agua de la cocción y la reservamos.
                          Aparte en una sartén con un chorro de aceite caliente, freímos la cebolla y los ajos picados menudos. Cuando se comiencen a dorar les incorporamos una cucharada de pan rallado y unas ramitas de perejil picado muy fino. Removemos todo bien y a continuación, regamos con el agua de cocer las almejas, el vino blanco, el zumo del limón y le añadimos una guindilla.
                           Dejamos hervir un poco y después lo vertemos todo sobre las almejas, poniéndolo todo a cocer a fuego lento durante 15 minutos.
                           Pasado este tiempo, rectificamos la sal y las servimos bien calientes en la misma cazuela. 
                           La salsa debe de quedar espesa, por lo que, en caso necesario, podemos agregarle un poco más de pan rallado.

                                             Umm...exquisitas.