jueves, 2 de abril de 2015

Rosca de Pascua

Como estamos en Semana Santa no podía faltar el postre típico de estas fechas: la rosca. Esta receta  es la que siempre hizo mi madre, los ingredientes que cito dan para una rosca enorme o dos medianas. Siempre me decanto por dividir la masa en dos y hacer las dos medianas, pues la grande creo que no me cabría en el horno.


Ingredientes:
                        1 kg de harina de fuerza
                        100 gr de manteca de vaca
                        100 gr de levadura fresca (Levital)
                        8 huevos
                        anís o esencia de anís
                        350 gr de azúcar
                        sal
                        frutas escarchadas para decorar

Preparación:
                        Con 100 gr de harina y 50 gr de levadura disuelta en 1/2 vaso de agua caliente con sal, hacemos la masa. La tapamos con un paño espolvoreado con harina y dejamos que suba ( entre 2 y 3 horas ).
                        Cuando se ponga espumosa, de manera que si la tocamos se forma un hoyito, pero vuelve rápidamente a su sitio, está ya a punto para formar la masa.
                        Colocamos el resto de la harina sobre la mesa y le hacemos un agujero en el centro, donde ponemos la masa que habíamos elaborado antes con el resto de la levadura disuelta en agua templada con sal, la manteca, 7 huevos, el anís y 300 gr de azúcar.
                        Mezclamos primero todos los ingredientes del centro y vamos incorporando poco a poco la harina de los lados. Amasar un buen rato. Formar una bola con la masa.
                        Con el dedo enharinado ir haciendo el agujero en el centro de la bola y de ahí vamos a meter las manos y darle forma.
                        Cubrir la bandeja de horno con papel para hornear y colocar la rosca encima.
                        Batimos el huevo que nos quedaba y con un pincel pintamos la rosca, la dejamos reposar dentro del horno, pero apagado,  (alrededor de un par de horas).
                        Pasado este tiempo la volvemos a cubrir con el resto del huevo batido y azúcar mojado en un poco de agua. Si nos gustan las frutas escarchadas, ahora es el momento de ponérselas.
                        Horneamos a 180ºC hasta que esté dorada. 
                        Como os comenté antes, decidí dividir la masa en dos mitades y hacer dos roscas que tardaron en hornearse alrededor de 25 minutos cada una.
                        
                       ¿ Gustáis....?


                       
                                

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.