sábado, 2 de enero de 2016

Yemas

Este delicioso postre está elaborado con sólo tres ingredientes: yemas de huevo, agua y azúcar. Me encantan, son mi debilidad. Si tenéis invitados quedarán encantados con estos dulces y os aseguro que es totalmente imposible comerse sólo una.


Ingredientes:
                        12 yemas de huevo
                        200 gr de azúcar
                        100 ml de agua
                        azúcar glas 

Preparación:
                       En un cazo vertemos el agua y el azúcar y lo ponemos a fuego medio, dejándolo hervir hasta conseguir un almibar espeso y que quede a "punto de hebra". El "punto de hebra" se consigue a los 105ºC, aproximadamente. Normalmente suelo coger un poco de almibar con una cuchara y lo pongo entre los dedos pulgar e indice y al separarlos el almibar forma un hilo (hebra), que termina por romperse. Es el punto perfecto del almibar. Apagamos el fuego.
                       En un bol batimos la yemas de huevo ligeramente y las colamos. Volvemos a poner el cazo con el almibar al fuego (temperatura media) y revolvemos con una cuchara de madera mientras añadimos las yemas batidas, poco a poco. Seguimos removiendo a fuego medio-bajo hasta que cuaje, tenemos que tener paciencia y no desesperarnos y seguir removiendo, veremos que poco a poco se va cuajando y espesando. Una vez que espese la mezcla la dejamos enfriar.
                       Cuando esté totalmente fr¡a nos ayudamos de dos cucharillas para formar las bolitas, que pasaremos por azúcar glas y colocaremos en capsulas de papel.
                  
                            Irresistibles...
                       

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.