miércoles, 27 de enero de 2016

Salpicón de marisco gallego

El salpicón de marisco en Galicia no sólo se consume en el verano, también es muy típico en cualquier época del año, como en las fiestas de Navidad, bodas o cualquier celebración. Una receta muy sencilla cuya única dificultad radica en el tiempo que nos ocupa limpiar el marisco.



Ingredientes:
                        1/2 kg de cigalas
                        1 buey  de mar congelado Pescanova
                        12 langostinos grandes congelados Pescanova
                        8 palitos de cangrejo
                        2 cebollas
                        2 cucharadas de perejil picado
                        2 huevos cocidos
                        3 cucharadas de vinagre de manzana
                        1 vaso de aceite
                        1 lata pequeña de pimiento morrón
                        sal

Preparación:
                       La noche anterior sacamos el buey del congelador y lo dejamos en la nevera hasta el día siguiente a descongelar.
                       Echamos en una tartera abundante agua con sal y laurel. Cuando el agua esté hirviendo añadimos las cigalas y esperamos a que vuelva a hervir nuevamente. Las dejamos cocer 5 minutos, apagamos el fuego y las escurrimos. Dejamos que enfríen y las pelamos.
                      Ponemos agua en otra tartera con sal y laurel, cuando empiece a hervir añadimos los langostinos, esperamos a que vuelva el agua a hervir de nuevo y los cocemos durante 15 minutos. Escurrimos los langostinos y dejamos enfriar. Los limpiamos una vez fríos.
                      Limpiamos el buey procurando quitarle todas las cáscaras y troceamos los palitos de cangrejo previamente descongelados.
                     Colocamos todo el marisco limpio y picado en la fuente donde vayamos a servirlo.
                      Picamos finamente las cebollas y los huevos cocidos, los mezclamos en un bol con el perejil muy picado y le añadimos el pimiento morrón bien escurrido y picado. Agregamos el aceite y vinagre y sazonamos con la sal. Removemos bien.
                     Podemos servir el salpicón en una salsera, para que cada uno se ponga lo que quiera o mezclarlo con el marisco. Yo opté por echarle el salpicón al marisco y poner en una salsera un poco que me sobró.

                     También podemos añadirle langosta cortada en rodajas y prescindir de los palitos de cangrejo. Según gustéis.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.