lunes, 8 de febrero de 2016

Vieiras a la gallega

Vieiras a la gallega es un plato muy típico de mi tierra, Galicia. Si las compramos frescas debemos lavarlas y limpiarlas muy bien para  no  encontrarnos con ninguna arena a la hora de comerlas. Aunque las últimas que compré frescas ya venían limpias.... También podemos comprarlas congeladas, de esta manera nos saldrán más baratas y nos ahorraremos el tener que limpiarlas. Personalmente las utilizo tanto frescas como congeladas, con muy buenos resultados en ambos casos.

Ingredientes:
                        4 vieiras grandes o 8 pequeñas
                        3 cebollas
                        zumo de limón
                        perejil picado
                        sal
                        pimienta
                        pimentón dulce o 1 cucharada de salsa de tomate 
                        pan rallado
                        1 ajo
                        1 chorrito de vino blanco

Preparación:
                       Una vez limpias las vieiras las salamos y rociamos con el zumo de limón.
                       En una sartén ponemos a dorar las cebollas y el ajo, muy finamente picados. Pasados 2 o 3 minutos, cuando la cebolla está transparente añadimos un chorrito de vino blanco y removemos de vez en cuando durante 5 minutos o hasta que comprobemos que el alcohol ya se ha evaporado. Agregamos las 2 ramitas de perejil  muy finamente picadas, sazonamos con la sal y la pimienta y retirando la sartén del fuego le incorporamos 1 cucharada de pimentón dulce o 1 cucharada de salsa de tomate casera (según preferencia).
                      Secamos las vieiras con papel de cocina, las incorporamos al sofrito y las dejamos sofreir unos 3 minutos más, para que tomen sustancia.
                      Colocamos cada vieira en su concha, si son pequeñas en vez de una ponemos dos, la cubrimos con el sofrito y espolvoreamos cada una con un poco de pan rallado por encima.
                      Las horneamos 15 minutos a 180ºC y si no se nos han dorado mucho por arriba, las podemos gratinar un par de minutos, siempre teniendo mucho cuidado de que no se nos quemen.

                     Si las vieiras son frescas debemos de guardar las conchas, pues nos pueden hacer falta para otro día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.